Butano o propano, ¿qué es mejor para la calefacción?

Butano o propano
21 Ago, 2020

Comparamos sus ventajas y desventajas

Por desgracia, no en toda España tenemos suministro de gas natural, por lo que mucha gente sigue usando propano o butano como combustible para la calefacción y el agua caliente sanitaria. El gas licuado es una mezcla de gases comprimidos y transformados en estado líquido. Los gases clasificados como GLP son el propano o el butano.

 

Cada gas posee sus propias características, pero también comparten algunas. Ninguno tiene color ni olor, por lo que se les añade una sustancia para posibilitar su detección en caso de que se produzca una fuga de gas. Son gases no tóxicos y limpios dado que, si se queman debidamente, no generan hollín ni producen mal sabor. Ambos se pueden transportar en bombonas, aunque el propano ya está disponible a granel o en depósitos.

 

El precio de estos gases lo regula el Gobierno según su formato. Esto sucede, exclusivamente, cuando los gases licuados se comercializan envasados en bombonas.

 

 

Butano: formatos, ventajas y desventajas

 

El butano es un gas licuado extraído mediante el proceso de refinación del petróleo crudo, cuya composición contiene butano normal (60%), propano (9%), isobutano (30%) y etano (1%).

 

Sólo se puede encontrar en bombonas, ya sean de 12,5 kg o 6 kg y su precio lo regula el Gobierno.

 

Ventajas

 

Posee un alto poder calorífico, así como un gran rendimiento que ofrece a los consumidores domésticos.

 

Debido a su presión de gasificación, se puede envasar en bombonas más ligeras, por lo que se transporta y usa de manera sencilla.

 

Su instalación es muy cómoda y de bajo coste. A nivel doméstico, la bombona de butano (12,5kg) resulta ligeramente más económica que la bombona de propano (11 kg).

 

Desventajas

 

Solo se encuentra en versión bombona por lo que hay que estar atento para no quedarnos sin suministro.

 

Su eficiencia es menor que la del propano, por lo que se necesita más cantidad para generar el mismo calor.

 

Usos

 

Es recomendable cuando no va a haber mucho consumo. También en zonas cálidas o templadas, puesto que no aguantan bien las temperaturas bajas.

 

 

Propano: formatos, ventajas y desventajas

 

El gas propano se puede encontrar en diferentes formas: envasado, canalizado o a granel.

 

El propano envasado se distribuye en bombonas de 11 kilogramos. En su formato canalizado se distribuye mediante un tanque central que suministra el combustible a un conjunto de inmuebles.

 

El gas propano a granel, por último, se distribuye mediante un depósito individual que se instala en las inmediaciones del inmueble.

 

 

Ventajas

 

El propano es una de las energías con mayor poder calorífico y rendimiento energético. Su eficiencia energética es muy alta por lo que puede generar mucho calor pero con un consumo mínimo.

 

El hecho de que se pueda encontrar en más formatos que el butano lo convierte en un combustible más recomendable.

 

Desventajas

 

A nivel doméstico, la bombona es más cara que la de butano.

 

La instalación del propano canalizado o a granel es más costosa y requiere de mayor espacio físico.

 

Usos

 

Se puede usar en zonas cálidas, templadas o frías, incluso aquellas que alcanzan varios grados bajo 0, puesto que aguanta temperaturas de hasta -44 grados.